Abogados de Divorcios en Zaragoza

En Fuentelsaz & Muñoz somos un equipo de abogados con una larga experiencia en Derecho de Familia y concretamente en divorcios y separaciones en Zaragoza, que es uno de los asuntos más demandados por nuestros clientes. Llevamos 40 años asesorando a nuestros clientes sobre todo lo relacionado con la pareja, ex-cónyuges y todos los aspectos legales que rodean una separación.

Equipo de abogados Funtelsaz y Muñoz
Abogados en Zaragoza con más de 40 años de experiencia

Con la mayor garantía

En el menor tiempo

Con menos gestiones

Enlace Ofertas

Conozca los principales acuerdos

Asesoramiento integral

Estamos en el centro de Zaragoza

viernes, 29 de enero de 2016

La custodia compartida

La custodia compartida es un derecho, al que no se puede ni debe renunciar.
Un derecho que nace de la familia y que hay que respetar antes, durante, y después del matrimonio.

Cualquier convenio que provoque la privación no deseada de la custodia para uno de los padres, aunque sea de mutuo acuerdo, es un acto injusto, que atenta contra el derecho de los hijos a seguir teniendo padre y madre en igualdad de condiciones después del matrimonio. Los jueces no deben privar a los hijos de tales derechos.

La custodia compartida tiene que aplicarse cuando los propios intereses de los hijos lo requieren, y siempre y cuando resulte ser la mejor solución con respecto a sus intereses. Este tipo de custodia debería, también, suponer el adiós a la alienación parental, que se refiere al comportamiento que adopta uno de los cónyuges respeto a su hijo, haciéndole creer y crear lazos de desvinculación en relación con el otro progenitor, alentando sentimientos de odio frente al otro progenitor que, en un principio, no eran propios del menor.

Ningún divorcio es sencillo, y es por ello que contar con el apoyo de los mejores expertos puede evitarle muchos problemas. Si busca abogados en Zaragoza, nuestro despacho puede ayudarle.

martes, 19 de enero de 2016

Evitar la ruptura con los hijos tras el divorcio es posible

En la mayoría de los divorcios que se producen con hijos a cargo, uno de los cónyuges suele intentar alejar al hijo del otro progenitor, y el hijo termina expresando su desprecio sin culpa alguna por los sentimientos del padre al que rechaza, y sus afirmaciones reflejan terminologías propias del progenitor que intenta alejarlo del otro.

Si el niño recibe argumentos suficientes para odiar al otro, lo acabará haciendo, a pesar de una falta de razón lógica y de ambivalencia, ya que el niño resulta incapaz de reconocer los aspectos positivos del padre alienado, sólo viendo los negativos, así como, con respecto al otro, sólo ve lo positivo.

El hijo, por tanto, acaba haciendo suyos esos sentimientos de odio que le está trasmitiendo su padre o madre en contra del otro progenitor, y le apoya automáticamente con una falta de remordimientos por la crueldad que muestra hacia el otro, ya que piensa que ese odio es algo natural.
En muchas ocasiones, este comportamiento se extiende hacia la familia entera del alienado.

Esto es el llamado síndrome de alienación paternal.
Para evitar esta situación, el derecho pone a nuestra disposición herramientas como la custodia compartida.

 Si desea informarse más acerca de estas cuestiones, no dude en contactar con nuestro despacho de abogados en Zaragoza, largos años de experiencia en el derecho de familia nos avalan.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

El matrimonio putativo

El matrimonio putativo
En primer lugar, conviene tener claro que la sentencia estimatoria firme de la impugnación del matrimonio por invalidez tiene como objetivo fundamental declarar que el matrimonio es nulo y que el vínculo matrimonial aparentemente establecido entre los contrayentes no ha existido nunca en la realidad.

Sin embargo, el artículo 79 del Código Civil determina que la declaración de nulidad del matrimonio no invalidará los efectos ya producidos respecto de los hijos y del contrayente o contrayentes de buena fe, dejando además patente que la buena fe se presume.

Para que opere dicho artículo es necesario que se haya celebrado el matrimonio y que éste haya sido declarado nulo por sentencia firme.

Respecto de los hijos, la consecuencia fundamental del matrimonio putativo es la de atribuirles la condición de matrimoniales, si bien la actual equiparación de las distintas clases de filiación en cuanto a sus efectos le resta mucha trascendencia.

Por otra parte, respecto de los cónyuges de buena fe, la principal consecuencia es la resolución del régimen económico matrimonial.

Así pues, la sentencia de nulidad deja a salvo los derechos ya nacidos e inmutadas las relaciones familiares constituidas. Esto es así hasta la fecha de la sentencia, a partir de la cual, opera la nulidad como si en dihca fecha se hubiera disuelto el matrimonio.

martes, 8 de diciembre de 2015

La pensión de alimentos y el derecho de visita

La pensión de alimentos y el derecho de visita
En lo que respecta a los alimentos, y en concordancia con lo dispuesto en el artículo 93 del Código Civil, ¿qué deberá determinar el juez? La contribución de cada progenitor para satisfacer los alimentos, además de adoptar las medidas convenientes para asegurar la efectividad y acomodación de las prestaciones a las circunstancias económicas y necesidades de los hijos en cada momento.

¿A qué hace alusión el artículo 94 del citado Código? Al derecho de visita. Según dicho precepto, el progenitor que no tenga consigo a los hijos menores o incapacitados gozará del derecho a visitarlos, comunicar con ellos y tenerlos en su compañía. ¿Este derecho compete sólo a los padres? No, también compete, aunque con menor intensidad, a los abuelos, parientes y allegados del menor. En cuanto al derecho de visita de los padres, cabe decir que tiene especial relevancia en los casos de crisis matrimonial.

¿Es habitual calificar el derecho de visita como un derecho-deber? Sí, y también como una función de Derecho de familia, concedida en beneficio del hijo, considerando dicho beneficio como el límite y fundamento último de la institución y de su operatividad.

¿Es independiente la titularidad del derecho de visita respecto de la atribución del ejercicio de la patria potestad? Sí. ¿Y en qué se traduce? En que el hecho de que uno de los progenitores haya sido privado de la patria potestad, no va a significar que haya perdido simultáneamente el derecho a relacionarse con sus hijos.

martes, 10 de noviembre de 2015

La atribución legal mortis causa del ajuar de la vivienda y las Litis expensas

La atribución legal mortis causa del ajuar de la vivienda y las Litis expensas
En cuanto a la atribución legal mortis causa del ajuar de la vivienda, cabe decir que se trata de una regla imperativa, que no puede ser desplazada por pacto en contra, aunque sí parecen admisibles los recuerdos dirigidos a modelar su contenido. No obstante el Código Civil contempla una limitación: no se entenderán comprendidos en el ajuar las alhajas, objetos artísticos y otros de extraordinario valor.

Por otro lado, y cambiando de tema, vamos a poner el foco sobre los gastos originados por según que procedimientos, gastos que recibirán el nombre de Litis expensas. En este sentido, cuando un cónyuge carezca de bienes propios suficientes, los gastos necesarios causados en litigios que sostenga contra el otro cónyuge sin mediar mala fe o temeridad, o contra tercero, si redundan en provecho de la familia, serán a cargo del caudal común y, faltando éste, se sufragarán a costa de los bienes propios del otro cónyuge cuando la posición económica de éste impida al primero, por imperativo de la Ley de Enjuiciamiento Civil, la obtención del beneficio de justicia gratuita.

¿Le queda claro en qué consiste la atribución legal del ajuar familiar de la vivienda? ¿Necesita profundizar más acerca de las Litis expensas? No se quede con dudas, y pásese por nuestro despacho en Zaragoza. Nuestros abogados le informarán de todas las salvedades y le ofrecerán la mejor asistencia.

viernes, 30 de octubre de 2015

El contenido mínimo del Pacto de Relaciones Familiares

El contenido mínimo del Pacto de Relaciones FamiliaresEl contenido mínimo del Pacto de Relaciones Familiares está legalmente predeterminado. Así pues, deberá contener, al menos, los siguientes extremos:
  • El régimen de convivencia o de visitas con los hijos.
  • El régimen de relación de los hijos con sus hermanos, abuelos y otros parientes y personas allegadas.
  • El destino de la vivienda y el ajuar familiar.
  • La participación con la que cada progenitor contribuirá a sufragar los gastos ordinarios de los hijos, incluidos en su caso los hijos mayores de edad o emancipados que no tengan recursos económicos propios; así como la forma de pago, los criterios de actualización y, en su caso, las garantías de pago. También se fijarán la previsión de gastos extraordinarios y la aportación que cada progenitor hará a los mismos.
  • La liquidación, cuando proceda, del régimen económico matrimonial.
  • La asignación familiar compensatoria, así como la duración de la misma.
El Pacto además, deberá aprobarse judicialmente, aprobación que no se dará si los acuerdos a que han llegado los cónyuges son dañosos para los hijos o gravemente perjudiciales para uno de ellos. De esta manera, se perfecciona dicho Pacto, a la vez que se le dota de fuerza ejecutiva, pudiendo además el Juez establecer garantías reales o personales .

martes, 27 de octubre de 2015

CRISIS MATRIMONIALES: SEPARACIÓN, DIVORCIO Y NULIDAD

CRISIS MATRIMONIALES: SEPARACIÓN, DIVORCIO Y NULIDAD
1) ¿Qué tipo de crisis matrimoniales hay? ¿cómo se definen?

- Separación: Existiendo matrimonio válidamente constituido, cesa la vida en común y la obligación de convivencia entre los cónyuges, aunque sigue permaneciendo el vínculo matrimonial.

- Divorcio: En este caso sí que se produce la extinción del vínculo matrimonial.

- Nulidad: Se da cuando existe un defecto originario en el nacimiento del matrimonio, que impide que éste quede válidamente constituido. Es decir, no ha llegado a haber matrimonio.

2) ¿Que diferencias existen entre los diferentes tipos de crisis matrimoniales?

- Las tres situaciones han sido empleadas como mecanismos que buscan dar una salida a las diferentes crisis. A este respecto, cabe decir que en las legislaciones no divorcistas, la separación, pero también la nulidad (mal empleada), son utilizadas como vía para acceder a nuevos matrimonios. Es al introducir el divorcio, cuando tanto la separación como sobre todo la nulidad, adquieren un carácter residual.

3) Las tres situaciones tienen en común el cese de la convivencia pero, ¿qué causas la motivan?

- Separación: Sólo cesa la convivencia, pero subsiste el vínculo matrimonial.

- Divorcio: Se extingue el matrimonio y cesa la obligación de convivencia.

- Nulidad: La convivencia cesa porque nunca ha existido matrimonio, por consiguiente nunca a existido obligación de convivencia.

4) Usted puede hacerse preguntas tales como:

- Tengo problemas con mi pareja, ¿cómo me puedo separar?

- La situación es insostenible, ¿qué tengo que hacer para divorciarme?

- Me han surgido ciertas dudas con respecto a la celebración de mi matrimonio, ¿es nulo? ¿puedo convalidarlo?

Si acude a nosotros, le solventaremos todas sus dudas, ofreciéndole un completo asesoramiento y una rigurosa asistencia. No se lo piense más, y acuda a nuestro despacho en Zaragoza. Le atenderemos encantados.


Safe Creative #1505120179104

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información